Cuentas de la hermana de García Luna seguirán congeladas

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez federal negó descongelar las cuentas de Esperanza García Luna, hermana de Genaro, exsecretario de Seguridad Pública en la administración de Felipe Calderón, quien el pasado 2 de enero tramitó un amparo en contra de la medida impuesta por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La negativa a la suspensión definitiva, a lo que García Luna reclamó como “actos fuera de juicio”, en específico el “bloqueo de cuentas bancarias”, fue determinada por el Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México según el expediente 5/2020.

“Suspensión definitiva por lo expuesto y fundado se resuelve: Único: se niega la suspensión definitiva solicitada”, señala una notificación emitida en el portal del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Desde el pasado 7 de enero, dicho juzgado notificó que la solicitud contiene “irregularidades que deben ser subsanadas por el promovente, para estar en aptitud de proveer lo que en derecho corresponda sobre su admisión o desechamiento”.

Mientras dio un plazo de cinco días para presentar los elementos que permitan darle continuidad, pero finalmente el juez federal no encontró elementos para otorgar medidas precautorias.

La solicitud de amparo surge después de que en diciembre pasado, la administración de López Obrador inició el bloqueo de cuentas bancarias de operadores de García Luna, quien actualmente se encuentra preso en Estados Unidos y en espera de que las autoridades judiciales en ese país inicien un intercambio de información a cambio de una reducción de pena.

La corte del distrito de Nueva York lo acusa de haber recibido sobornos de El Cártel de Sinaloa a cambio de protección.

Esperanza García Luna fue encargada de la Policía Cibernética en el sexenio de Felipe Calderón y, posteriormente, se encargó de diversos negocios de su hermano, los cuales habrían recibido transferencias irregulares de la Secretaría de Gobernación, con la intermediación de una empresa en Panamá: NUNVA, Inc, registrada en aquel país.

Desde el pasado 13 de diciembre, Nieto Castillo sostuvo que en total fueron congeladas once cuentas bancarias relacionadas con el exfuncionario federal, entre las que destacan las de su esposa Cristina Pereyra Gálvez, su hermana Esperanza, así como la de una de sus empresas: GLAC, Security Consulting, Technology, Risk Management, S.C.

“Como ha dicho el presidente, se le informó y él definió que presentáramos la información a la Fiscalía General de la República y esa transferencia es lo que ampara el bloqueo de cuentas que tenemos, porque hay una triangulación entre recursos de Gobernación a una empresa y de ahí a una empresa donde García Luna es accionista”, expuso el titular de la UIF, Santiago Nieto.

Compartir