Reglas de operación del nuevo instituto, listas en seis meses

www.jornada.com.mx

Los instrumentos jurídicos que sustentan el pleno funcionamiento del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) estarán listos dentro de los siguientes seis meses, entre ellos los cambios al Reglamento Interior de la Secretaría de Salud (Ssa) y el de Prestación Gratuita de Servicios de Salud, afirmó Juan Antonio Ferrer, director del nuevo organismo.

Mientras eso ocurre, se avanzará en la puesta en marcha de 10 hospitales que durante años estuvieron abandonados. Este miércoles se inaugura el Hospital General de Tekax, Yucatán, que no funcionaba por falta de personal. En condiciones similares estaba el Hospital Oncológico en Chetumal, Quintana Roo. Lleva tres años en espera de la contratación de personal médico y administrativo.

El funcionario comentó que en este mes también empezarán a funcionar un nosocomio en Mazatlán, Sinaloa, y tres más en Hidalgo. En marzo se abrirá un hospital en Atlixco, Puebla, y para mediados del año dará servicio el nuevo Hospital Morones Prieto en San Luis Potosí, así como dos más, el Infantil y el General, en Michoacán.

Recordó que este gobierno heredó de la pasada administración 307 obras inconclusas, de las cuales se recuperarán las que cumplan con las condiciones de funcionalidad y calidad para la prestación de servicios médicos.

Sobre los centros de salud destacó que lo más importante es que cuenten con instalaciones dignas, el personal, equipos y medicamentos que verdaderamente garanticen su capacidad para resolver 80 por ciento de los padecimientos de las personas.

Esto es algo que siempre se ha dicho, que en el primer nivel se pueden atender la mayoría de los problemas de salud, pero no ha ocurrido por las deficiencias que enfrentan, incluso de servicios básicos (agua potable, luz y drenaje), de acuerdo con el diagnóstico elaborado por la Secretaría de Salud.

Ferrer explicó, respecto de los centros de salud, que las necesidades de las entidades federativas son variadas. Puso de ejemplo al estado de México, donde hay alrededor de 524 de estas clínicas, de las cuales en 220 ya hay garantía de que funcionan a 100 por ciento en cuanto a infraestructura, medicinas y personal, es decir, que hay por lo menos un médico titulado, una enfermera con licenciatura y un promotor de salud.

Sobre el marco jurídico pendiente, el director del Insabi resaltó que la ley determina los plazos que se deben cumplir. Al día siguiente de la publicación del decreto de reforma legal, entró en operación el instituto. Había un plazo de 30 días para la instalación de la Junta de Gobierno, lo que se hizo el 19 de diciembre.

Compartir