Un vecino de la Bobadilla cayó de 9 metros de altura

Se subió a un árbol de Mango, en donde comenzó a podarlo, pero la rama donde pisaba se quebró y cayó de una altura considerable

Paramédicos del cuerpo de bomberos y de una empresa particular, atendieron a una persona del sexo masculino el cual resultó lesionado al caer de una altura aproximada de 9 metros, luego de que al estar podando un árbol de mango, la rama en la cual estaba parado se quebró, perdió el equilibrio y cayó al piso de manera brutal.

La persona presentaba lesiones en brazos piernas y en su cuerpo, por lo que fue necesario que fuera inmovilizado por los paramédicos y trasladado de urgencia a la clínica 179 del Seguro Social, en donde quedaría internado para su atención médica.

El reporte a los números de emergencia entró a las 7 de la tarde con 30 minutos, en el sentido de que en el cruce de las calles de Chihuahua y Alameda de la colonia Bobadilla, una persona había caído de un árbol y estaba bastante lesionado.

Para atender el reporte acudieron elementos de la patrulla PV-329 bajo el mando de la comandante Carmen Bañuelos, mismos que al llegar al lugar se dieron cuenta de que efectivamente la persona estaba lesionada y ameritaba traslado a un hospital.

Se trataba del señor Javier Pelayo Barraza, de 65 años de edad, el cual estaba acompañado de sus familiares, mismos que estaban brindando atención médica, sin embargo, la persona refería dolor en diferentes partes del cuerpo.

Para evitar que fuera lastimado más, los oficiales le dieron la indicación a los familiares que estuvieron atentos a la llegada de los paramédicos, para que fueran ellos los que valorarán las lesiones que presentaba y determinarán si ameritaba traslado a un hospital o no.

Mientras llegaban los paramédicos, los familiares informaron que momentos antes don Javier había subido a un árbol de Mango, con la intención de poderlo manifestando que estaba muy alto y como ya se aproximaba el temporal de lluvias temían que él mismo se fuera a caer por la altura que presenta, sin embargo, el que terminó cayendo fue él.

Y es que al estar a una altura aproximada de 9 metros, perdió el equilibrio al quebrarse la rama en la cual estaba sostenido, lo que ocasionó que cayera al piso pero antes se golpeó en otras ramas.

Ante estos hechos al lugar llegaron paramédicos del cuerpo de bomberos a bordo de la unidad B-57 al mando del paramédico Carlos Peña, quien entró a la finca para valorar a la persona.

Al determinar que sí era necesario su traslado a un hospital, solicitaron el apoyo de una ambulancia privada, llegando en este caso una del CMQ Premier, mismos que procedieron a inmovilizar a la persona y a trasladarla a la clínica 179 del Seguro Social, en donde quedó internada.

Mientras tanto los elementos de Seguridad Pública informaron de lo sucedido al agente del Ministerio Público por lo que pudiera suceder, revelándole que la persona iba consciente pero que sí presentaba lesiones que ameritaron su hospitalización.

Compartir
error: Content is protected !!